JÓVENES ARQUITECTOS MEXICANOS - Ventura Vertical District
Historia de Guadalajara
April 14, 2020
Show all

El arquitecto tapatío Luis Barragán decía que “la función de la arquitectura debe resolver el problema material sin olvidarse de las necesidades espirituales del hombre”. Es decir, que las construcciones van más allá de simples paredes. Quienes se dedican a la construcción, generan experiencias sensoriales que alimentan el alma.

Por ello, queremos presentarte algunos perfiles de arquitectas y arquitectos con talento en nuestra ciudad.

Un diagrama para cambiar el mundo

Laura Elena Barba Prieto, de 28 años, nació en Ciudad Obregón, Sonora, pero tiene un tercio de su vida en Guadalajara. Estudió arquitectura en el ITESO. Su formación también incluye diplomados de Historia de Arte y Arquitectura por las universidades Harvard Extension School, School of the Museum of Fine Arts, Boston, Paris College of Arts y Centro de Cultura Arquitectónica y Urbanística. Junto con Luis Aurelio Piña Plaza, de 29 años, dirigen Diagrama Arquitectos.

Nace en el 2014 como una iniciativa de un grupo de arquitectos jóvenes que viven en la creciente demanda de vivienda de Guadalajara, un nicho en el cual podían aportar al desarrollo de nuestra ciudad. “Iniciamos analizando terrenos y fincas, proponiendo proyectos para estas mismas hasta que en el 2015 logramos oficialmente fundar el despacho y arrancar con nuestros primeros proyectos” cuentan Barba y Piña.

Ellos consideran que la arquitectura es necesaria para gestionar mejores espacios y ciudades en diversos aspectos. Y su postura es que desde las ramas de la arquitectura y el diseño, como el urbanismo, la historia de las ciudades, el diseño bioclimático, pueden trazar un mundo mejor para todos.

Miguel Valverde y Daniel Villanueva, de 30 y 32 años respectivamente, se conocieron en la primaria pero fue hasta la universidad, en el ITESO, cuando comenzaron a emprender juntos una carrera profesional que hasta hoy perdura.

En Vtaller definen su propuesta arquitectónica como una abstracción de sus recuerdos y de su pasado, explorando la atemporalidad como un recurso y la suma reverencia a la naturaleza como el principal personaje de la escena. Con sus herramientas como lo son la luz el agua, el viento, el silencio y el tiempo.

Valverde y Villanueva piensan que la arquitectura le sirve a la ciudad y sus habitantes. Los hace sentir y recordar; entender procesos naturales, agradecer la luz, el aire, la sombra de un árbol, el cantar de un pájaro, el reflejo de un charco.

“La arquitectura más allá de resolver lo técnico debería hacer explorar ambos mundos internos (la reflexión ) y externos el gozo de todos los elementos que la acompañan por decir la misma naturaleza o la vida de los seres humanos conviviendo en un espacio”, consideran este par de jóvenes emprendedores.

close-link
Descarga Catálogo