El pan de muerto: manjar de dioses - Ventura Vertical District
El mar chapálico y sus islas
noviembre 10, 2020
Mente sana en cuerpo sano
noviembre 11, 2020
Show all

Gastronomía / El pan de muerto: manjar de dioses

El día de muertos, día de los fieles difuntos o día de todos los santos, es sin duda una de las tradiciones más especiales para los mexicanos pues, más allá de ser una fecha para celebrar la muerte, es un día para celebrar y honrar la vida de quienes ya no están. Entre los muchos símbolos y ritos que forman parte de esta celebración, se encuentra el tan esperado pan de muerto, que solamente se encuentra en las panaderías o supermercados una vez al año.

El pan de muerto data de la época de la Conquista, aunque tiene su origen mucho antes de la llegada de los españoles. Cuenta la historia que esta tradición se remonta a la época prehispánica, en la época en que se realizaban sacrificios humanos; se ofrecía a los dioses el corazón latiendo de una princesa y se metía en una olla con amaranto, después el que encabezaba el ritual lo mordía en señal de agradecimiento. Pero con la llegada de los españoles esto cambió: ellos rechazaron este tipo de tributos y en representación de tal rito elaboraron un pan en forma de corazón con azúcar roja que simulaba la sangre de la doncella.

En la actualidad, independientemente de su origen, lo que permanece es su significado: algunos dicen que los adornos del pan de muerto son el cráneo y los huesos, para otros son la representación de los cuatro puntos cardinales. Pero, principalmente, este pan tan tradicional simboliza el ciclo de la vida y la muerte. Por ello, un pan de muerto como símbolo de la fraternidad es uno de los componentes más importantes en cualquier ofrenda dedicada a los fieles difuntos que no puede faltar en cualquier altar, junto con las fotos, velas, las ofrendas, las flores y el cariño para quienes ya no están.

La versión más tradicional del pan de muerto es un pan esponjoso con sabor a naranja o anís, cubierto con mantequilla y azúcar blanca, pero muchas panaderías y restaurantes ofrecen otras versiones no tan tradicionales a las que han incorporado chocolate, crema pastelera, dulce de leche u otros. No importa qué versión prefieras, si hablamos de los mejores panes de muerto en Guadalajara, definitivamente no puedes dejar de probar las propuestas de Goiti, Saint Michel, Luvier, Cassola, Café Rin Tin Tin o La Panadería de Don Toño.

close-link
Descarga Catálogo